MODA – Clara Guerrini

Clara, te conocemos como joven diseñadora e ilustradora, ¿Qué es lo que más te gusta de estos dos mundos y por qué? ¿Cómo has llegado hasta donde estás ahora?

El mundo del diseño de moda y de la ilustración son dos mundos diferentes que pueden perfectamente encontrarse. Hay muchos aspectos de estos dos trabajos que me emocionan y me estimulan. Como diseñadora estoy creciendo mucho desde el punto de vista práctico, sin embargo con la ilustración me resguardo en un lugar seguro donde puedo sumergirme en mi mundo.

Mi primer contacto con el arte fue cuando elegí la especialidad artística en el instituto, en aquellos cinco años experimenté muchas cosas y decidí que la moda era el camino que quería seguir, de este modo con mucho trabajo y dedicación conseguí ganar una beca para estudiar en el IED de moda de Milán donde he pasado los años más intensos de mis estudios, que han sabido como hacerme crecer y sin duda han contribuido de manera importante a la figura profesional que soy a día de hoy.

Si tuviera tiempo no dudaría en comenzar nuevos estudios, es uno de mis deseos, no dejar nunca de aprender. Afortunadamente en mi trabajo nunca se deja de estudiar, cada nuevo proyecto me lleva a explorar y descubrir nuevos mundos, profundizar y desde ahí crear nuevas historias.

Te hemos conocido como una persona extrovertida, sensible y llena de energía positiva, Y tú ¿Cómo te describirías a ti misma?

Me describes como una persona llena de positivismo, sensible y extrovertida, no podría decirte lo contrario, yo me defino siempre como un buen animal de compañía y al mismo tiempo un tenebroso lobo solitario.

Sinceramente me resulta siempre difícil describirme, de ahí mi tendencia a hacer que sean mis trabajos los que cuenten quién soy yo en mi lugar.

¿Cuál es tu visión de la moda Italiana? Si has seguido los desfiles de las colecciones FW2017-18 nos quieres contar aquellas que más te han gustado y por qué?

Antes de hablar de la moda italiana hace falta hacer una consideración general sobre el sistema de la Moda, seguramente estamos en un punto de inflexión muy importante en este sector, los que trabajamos en ello todavía no somos capaces de concretar realmente lo que está cambiando y cómo, pero estoy segura de que dentro de algunos años hablaremos de una revolución.

Dicho esto, la gran fuerza de la moda en Italia le otorga una posición más alta respecto al resto del mundo no solo de la moda, sino también del arte y del diseño en general. Seguramente la revolución en Italia de la que hablo tendrá el poder de reinventar la tradición, la verdadera fuerza motriz de un mundo donde creamos el producto que todo el mundo envidia.

Lo que hemos visto para la FW2017-18 ha tenido momentos de gran brillantez, el desfile que me ha emocionado más ha sido el de Antonio Marras.

Podría describirlo como una obra de arte y teatro y no tanto como un banal fashion show. Es una experiencia que te queda grabada para siempre y te hace reflexionar. Y es fruto del trabajo de alguien extraordinario y fuera de lo común como es él.

 

¿Cuáles son las marcas y/o diseñadores que inspiran tu trabajo?

Cuando diseño siempre tengo la tendencia de tomar inspiración del mundo del diseñador o de la marca que estoy ilustrando.

Intento comprender su visión para poder así dar después una interpretación personal.

De Prada me encanta todo su mundo y su filosofía. Reconozco la grandeza de los diseñadores japoneses sobretodo por el hilo conceptual. Antonio Marras ya era una inspiración para mí antes de trabajar para él, ahora haciendo parte de su equipo se ha convertido en una inspiración cotidiana, un crecimiento continuo y estoy muy agradecida de haber podido alcanzar uno de mis grandes objetivos profesionales.

En tus ilustraciones podemos ver el cuidado y la atención al detalle de los tejidos y colores, ¿cómo consigues un resultado tan real? ¿Cómo describirías además a las mujeres protagonistas de tus ilustraciones?

Reconozco tener una gran ojo en lo que se refiere al mundo del textil, una sensibilidad especial, más que otros en este trabajo. En cuanto tengo un tejido en la mano, lo miro, me acerco, lo palpo, lo hago pedacitos, observo no solo el dibujo sino también como reacciona a la luz, la consistencia, el movimiento y con mucha paciencia intento reproducir cada tejido y su esencia en mis ilustraciones, con la ayuda de la tableta gráfica.

Las mujeres que dibujo son seguramente un Alter-Ego mío, cuentan todo y al mismo tiempo nada sobre mi, espero que hablen en su perenne situación estática.

Son fruto del ensamblaje de mis referencias culturales y artísticas y de un estudio de las formas y del dibujo en movimiento continuo, no me sorprendería si un día tengo que cambiar mi modo de dibujar, querrá decir que he crecido artísticamente y esta es mi aspiración principal.

¿qué aconsejarías a los estudiantes que están a punto de salir de las escuelas de diseño de moda?

¿cuáles son los principales errores que podrían cometer y cómo podrían evitarlos?

Prefiero dar un consejo a aquellos que todavía tienen que comenzar los estudios, quien está por terminarlos ya debería tener una idea de lo que desea hacer de su profesión, lo que puedo decir es que en este trabajo es necesario poner el corazón, el alma y cuerpo para obtener resultados, hay que dar lo mejor de sí mismos porque es exactamente en ese momento en el que comprendemos si estamos recorriendo el camino correcto y esto se aplica a la vida en general, no sólo en el trabajo.

El único gran error que se puede cometer es la tentación de pensar que ya lo has conseguido, hace falta tener la humildad para comprender que siempre hay algo nuevo que aprender, la vida nos propone siempre un objetivo nuevo para alcanzar, nunca quedarse quietos con la presunción de haber recorrido completamente el camino, esto significaría perder la grandeza de nuevos descubrimientos.

Después de tus estudios y las primeras experiencias en el mundo laboral, ¿cuál es tu objetivo para el futuro?

Mi objetivo futuro como dice Eugenio Finardi NO HACERSE MAYOR NUNCA, pero crecer siempre y experimentar nuevas maneras y modos de expresión.